El Departamento de Estado de EEUU publicó el pasado lunes más de 7.000 nuevas páginas de correos electrónicos de un total de 4,368 mails, que dejan en evidencia que Hillary Clinton discutía asuntos internacionales desde su cuenta privada, en su calidad de secretaria de Estado (2009-2013), lo que no está permitido en ese país.

Entre los temas tocado por Hillary en sus emails se encuentra el terremoto del 27 de febrero de 2010.

Tras el sismo, Arturo Valenzuela, quien se desempeñaba como subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos en el gobierno de Barack Obama, envió un correo electrónico a Clinton: “Una pérdida significativa de vidas y daño son poco probables porque Chile ha sufrido devastadores terremotos en 1939 y 1960 (el más fuerte registrado en su historia) en la misma área, por lo que la construcción antigua se ha ido”.

En esa misma línea, el embajador Paul Simons advirtió a la entonces secretaria de Estado que “los chilenos de todas las tendencias aún se están recuperando física y emocionalmente del terremoto”.

Agregando que “el equipo de (Michelle) Bachelet subestimó la devastación en la zona afectada, pero se movió rápidamente en las últimas 24 horas para restaurar el orden público, lo que sigue siendo un gran desafío”.

Otro tópico tratado en esos correos fue la tensión del Departamento de Estado frente al desempeño del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

El asesor de Clinton, Jacob Sullivan, le envió un mail a Hillary comentando el apoyo que le dio el entonces Presidente electo Sebastián Piñera a la reelección de Insulza en la OEA.

“Según Craig (otro asesor) Piñera hizo el cálculo que sería políticamente insostenible botar a Insulza. Aparentemente hay una coalición en liderazgo en la Cámara Baja y el partido de Insulza, la Concertación, controla la Cámara Alta. Así que no tuvo opción”, dice.

“En conclusión: Craig dijo que no podríamos haber convencido a Piñera de esto, pero que ayudamos a impulsar un conjunto más fuerte de condiciones para el apoyo de Piñera”, prosiguió.
Minutos más tarde Clinton contestó: “De acuerdo con la estrategia”.

Asimismo, Hillary se refirió en otros mails sobre el apoyo que tenía Bachelet para que se convirtiera en la líder de ONU Mujeres.

Melanne Verveer, embajadora estadounidense para temas globales de la mujer, le escribió: “No sé si todavía vas a ir a Chile. Si hablas con Bachelet sobre su futuro, podrías decirle que muchos representantes de gobierno en la ONU les gustarían verla liderar la nueva agencia de la mujer. No está claro ni siquiera si está interesada. Gracias”. De igual modo, Clinton tocó el tema de los 33 mineros atrapados en la mina San José en Copiapó. Una asesora le reenvió entonces un cable Reuters con la noticia.
 
elmostrador

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente