Arica: prisión preventiva a imputado de abuso sexual

 
La Corte de Apelaciones de Arica confirmó la medida cautelar de prisión preventiva de Luis Soto Rodríguez, imputado por el Ministerio Público como autor del delito consumado abuso sexual de menor de 14 años. Ilícito que habría perpetrado el martes pasado, en la ciudad.
En fallo unánime (causa rol 391-2020), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros María Verónica Quiroz, Marco Antonio Flores Leyton y Claudia Arenas González– confirmó la resolución impugnada, dictada por el Juzgado de Garantía de Arica el 27 de agosto pasado.
 
"Atendido el mérito de los antecedentes y lo expuesto por los intervinientes en estrado, de los cuales se desprende, que se reúnen respecto del imputado Luis Soto Rodríguez, todos los requisitos que consigna el artículo 140 del Código Procesal Penal, teniendo en consideración la entidad del bien jurídico protegido y la gravedad de la pena asignada al delito por el cual fue formalizado el encartado y el haber sido condenado con anterioridad por delitos que merecen igual o mayor pena, esta Corte estima que la medida cautelar de prisión preventiva, en este caso, resulta proporcional y adecuada a los fines de este procedimiento, SE CONFIRMA la resolución apelada, dictada en audiencia de veintisiete de agosto del año en curso, en la causa RIT 7848-2020, RUC 2000871423-2 del Juzgado de Garantía de esta ciudad", sostiene el fallo del tribunal de alzada.
 
Según el ente persecutor, en horas de la tarde del martes 25 de agosto de 2020, la víctima, una menor de 7 años de edad, llegó junto a su madre a la casa del imputado, ubicada en la población Chile de la ciudad de Arica. En dicho contexto, Soto Rodríguez habría llevado a la menor hasta una pieza para buscar una sombrilla. Al ver que tardaban en regresar, la madre ingresó a dicha habitación, sorprendiendo al imputado realizando tocamientos indebidos a su hija, por lo que lo encaró y luego se dirigió a un consultorio para realizarle exámenes a la menor. Asimismo, denunció los hechos a la Policía de Investigaciones, la que realizó una serie de diligencias, entre ellas tratar de ubicar al imputado en su vivienda, peor no lo encontraron. 
 
Ante ello, la policía lo llamó por teléfono y citó al cuartel de la PDI, donde se presentó, siendo reconocido y detenido.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente