Menos de dos días después de que la rebaja del 50% de la dieta parlamentaria comenzara exitosamente su tramitación en el Congreso, los alcaldes también han hecho suya la indignición y alerta que cunde entre ministros de Estado y magistrados. 
 
Pero hasta ahora, más que hacerlo público, varios se descargan fuera de micrófono por el pudor o el temor de -dicen ellos- ser “malinterpretados” como privilegiados que se aferran con caninos y premolares a sus prebendas. Sí han estado conversando entre ellos intensamente y tratando de hacer gestiones antes legisladores de disintos partidos porque, insisten, no es justo que los castiguen si todos no ganan lo mismo y además mucho menos que los congresistas, pero además porque de aplicarse la medida también saldrían perjudicados sus subalternos.
 
Eso es más o menos el tenor del reclamo de varios jefes comunales luego de que el proyecto de recorte al pecunio legislativo -que recién inicia su proceso- se haya extendido también a otros poderes del Estado y funcionarios públicos merced a indicaciones de diputados. ¿Qué les inquieta, según ellos? Lo primero, que los alcaldes ganan distinto porque eso depende del grado que tengan en la adminstración pública, según la población de su comuna y otras variables. 
 
Cuatro de ellos, de la Región Metropolitana, indican que están entre los grados 1 y 6, y que la mayoría de ellos figuran en este último, que equivale -aproximadamente- a unos $2,4 millones brutos, que caería a poco más de $1 millón.Castigo que se les hace difícil de aceptar, dicen, porque como jefes comunales y empleados administrativos “estamos sujetos a responsabilidad administrativa, tenemos que responder hasta con nuestro patrimonio” si es que, por ejemplo, una causa judicial llega hasta las últimas consecuencias. 
 
Otro punto que defienden es que son responsables del manejo y hasta del prespuesto de una comuna, y que los parlamentarios no. Y además, que mientras ellos trabajan a diario, dicen, “los diputados tienen que trabajar tres días a la semana y la cuarta es distrital”.
 
Más allá de la comparación, también es cierto -y los ediles no lo niegan- que acá también entra a tallar el celo sobre su imagen pública, que creen está varios peldaños más arriba en la pirámide del prestigio público (mismo argumento con el que, por ejemplo, quisieron impulsar la consulta constituyente) en comparación a los congresistas. Y también sospechan que con tanta adición polémica al proyecto original, tal vez la idea de algunos diputados sea que la ley que les recorte la dieta fracase.

Pero el otro punto, indican, es que que si se aplica la medida, probablemente también se castigue a los funcionarios municipales de cada comuna. Según las normas que los rigen, el resto de ellos no puede estar a menos de dos grados de cada alcalde -ninguno puede ganar más que cada jefe comunal-, y según el tenor del recorte salarial, probablemente haya que reestructurar la escala de grados y recortar sueldos hacia abajo. “Eso no solo sería injusto, sino que haría muy difícil contratar profesionales en comunas donde el alcalde va a quedar ganando casi lo mismo que un concejal”, dice uno de ellos.

En este cuadro, en comunas de la Metropolitana se reportaban esta mañana reuniones y consultas de funcionarios con sus jefes, conversaciones de alcaldes en grupos de mensajería y contactos con parlamentarios para tratar de interceder antes de que el gobierno envía indicaciones al proyecto. Pero hasta ahora ni la Amuch ni la AMCH han hecho de esto un caso público.

Rodrigo Delgado, alcalde Estación Central, explica que “cuando se habla de una rebaja del 50% del sueldo de los alcaldes, se está partiendo de la base equivocada de que todos tenemos la misma realidad. Eso es un error, porque hay distintos grados para distintos alcaldes y no todos ganamos lo mismo, nos lo mismo que pasa con los parlamentarios y ministros de Estado. Una rebaja de ese tipo dejaría a muchos en condiciones mucho má disímiles y esto tampoco es justo”

“Fue una falta de sutileza de quienes propusieron eso, porque además no consideran el efecto en el resto de los funcionarios municipales”, cierra.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente