El español Beñat San José es el entrenador de moda del fútbol chileno. Este vasco de 38 años, admirador confeso de Johan Cruyff y Marcelo Bielsa


El español Beñat San José es el entrenador de moda del fútbol chileno. Este vasco de 38 años, admirador confeso de Johan Cruyff y Marcelo Bielsa, ha llevado a la Universidad Católica al mejor inicio de liga de su historia.

"Lo vivo con total naturalidad, con tranquilidad, sabiendo que mi responsabilidad cuando firmé era sacar lo mejor de un plantel talentoso y poder estar disputando el campeonato. Y hoy por hoy es así", explica San José en una entrevista con Efe.

El técnico llegó a la Universidad Católica en diciembre pasado después de ganar dos ligas bolivianas en el banquillo del Bolívar. El arranque del campeonato chileno con la UC ha sido inmejorable, con seis triunfos en las seis primeras jornadas, un registro inédito en la historia del club.

Beñat San José es un soplo de aire fresco para el fútbol chileno. En un panorama dominado por el secretismo, un mundo en el que los futbolistas viven en una burbuja, aislados de los medios de comunicación y los hinchas, San José realiza cada semana varios entrenamientos a puertas abiertas.

"Soy el primero que quiere que no salga la información confidencial que todo equipo necesita. Pero también entiendo que el fútbol es de todos y a los aficionados les gusta ver entrenar a su equipo. Y la prensa, que es parte de este mundo del fútbol, hace que llegue a millones de personas", señala.

Hace algunos años, San José era un veloz volante zurdo en el segundo equipo de la Real Sociedad con un futuro prometedor, pero dos lesiones de rodilla le impidieron debutar en primera división y lo obligaron a retirarse a los 23 años.

Lejos de hundirse ante la adversidad, decidió enfocar su carrera hacia la parte formativa, que siempre le había llamado la atención. "En ese momento las dos lesiones fueron una desgracia pero me dieron esta bendición, que es poder ser técnico desde muy temprana edad", recuerda.

Empezó a entrenar en las categorías inferiores de la Real Sociedad, su equipo del alma, y desde entonces ha tenido una trayectoria ascendente y de aprendizaje constante.

De San Sebastián pasó al fútbol de Arabia Saudí, aterrizó luego en Chile con el Antofagasta, pasó con éxito por Bolivia y regresó al país austral para tomar las riendas de la UC, uno de los 'grandes' del fútbol chileno.

En cada uno de estos destinos, San José ha ido incorporando elementos a su acervo futbolístico y ha llegado a la conclusión de que, al fin y al cabo, hay más similitudes de lo que parece.

"Cada año para mí es un aprendizaje, una evolución como entrenador y en líneas generales lo que vi es que allá donde vayamos, siguen siendo personas y futbolistas. Ese compendio no cambia en ningún lado y cuando vas con respeto, con ganas de trabajar, te das cuenta de que todos somos seres humanos y que las culturas son distintas pero hay muchas similitudes", reflexiona.

Aplicado y metódico, San José ha dedicado años a estudiar los fundamentos estratégicos y tácticos del fútbol para elegir lo más conveniente en sus equipos.

"Soy un enamorado de la táctica, de la historia de la táctica. He intentado estudiar todo tipo de tácticas, nunca anclarme en una sino intentar ser especialista y estudioso de todos los dibujos tácticos habidos y por haber desde que nació el fútbol hasta hoy en día", explica.

Su principal referente es el holandés Johan Cruyff, el arquitecto del 'Dream Team' del Barcelona a comienzos de los años noventa del siglo pasado.

"Yo era un niño todavía pero enseguida me di cuenta de que eso era otro fútbol. Me enamoré de ver jugar ese 'Dream Team', qué bien jugaban. Marcó un antes y un después en mí y en todo el fútbol español", rememora San José.

También admira al argentino Marcelo Bielsa, y reconoce que pocas veces ha visto jugar tan bien a un equipo como el Athletic de Bilbao que dirigió el rosarino entre 2011 y 2013.

San José confiesa que sus cercanos suelen comentar que está obsesionado con el fútbol. Y posiblemente tienen razón. Cuando quiere relajarse, explica, opta por ver partidos. De la Liga de Campeones, ligas europeas, amistosos de selecciones. Lo que sea, menos el campeonato chileno.

De cara al futuro, el vasco dice que se siente cómodo en Chile pero no oculta su deseo de dirigir en Europa. Y si algún día se le abren las puertas del banquillo de la Real Sociedad, será prácticamente imposible decir que no. "Es mi casa", responde con un dejo de nostalgia.
Shared:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Servicios informativos desde el sur de Chile, somos lideres en información, si deseas enviarnos comunicados, avisos, contratar publicidad o publicar post patrocinados escribe a diariodetodos@gmail.com.

0 comentarios, comenta