Luego de las denuncias por presuntos abusos sexuales efectuados por religiosos de la Congregación de Hermanos Maristas, un grupo de cerca de 60 estudiantes del Instituto Alonso de Ercilla, perteneciente a esta entidad católica, realizó este lunes una manifestación

 
Luego de las denuncias por presuntos abusos sexuales efectuados por religiosos de la Congregación de Hermanos Maristas, un grupo de cerca de 60 estudiantes del Instituto Alonso de Ercilla, perteneciente a esta entidad católica, realizó este lunes una manifestación en la entrada del establecimiento, para expresar su descontento por los aparentes ilícitos que se han ido conociendo desde agosto del año pasado. La propia congregación, de hecho, ha denunciado a más de ocho miembros de ella al Ministerio Público.

Con cantos como “nada que celebrar, si se sigue quedando en la impunidad”, los jóvenes salieron del edificio, ubicado en calle Santo Domingo, con carteles y panfletos alusivos al tema. “La idea es sensibilizar sobre esta situación y pedir que se tomen actitudes condenatorias por parte de la congregación”, dijo uno de ellos.

De todas formas, el alumnado se mostró conforme con las últimas decisiones que ha tomado la orden. Por ejemplo, respecto del funeral del religioso Mariano Varona, uno de los voceros de los maristas y encargado de recibir las denuncias por presuntos abusos, quien falleció este domingo. El proceso tradicional dentro de la institución era velarlo en el mismo Instituto Alonso de Ercilla y celebrar allí una misa, pero finalmente eso se descartó.

Frente a la decisión de los hermanos maristas, el presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Alonso de Ercilla, Patricio Mella, expresó que “esta protesta se originó para expresar el descontento por lo que ha pasado en torno a la figura del hermano Varona; preferíamos que no hubiera homenaje. En su deceso, lo correcto y lo que se merece es un velatorio en paz, acompañado de sus familiares, y no nos parecía que el colegio fuera un lugar adecuado; la mera propuesta ya generaba mucho descontento entre los alumnos”, dijo el representante estudiantil.

De parte de los apoderados, un grupo también se manifestó en relación a la petición de que el velatorio no se hiciera en el colegio, para no alterar el normal funcionamiento de clases.

Uno de los representantes de convivencia de los apoderados, Eduardo Godoy, se refirió al pago de $ 50 millones que la Congregación de Hermanos Maristas hizo en 2015 a una presunta víctima de abusos sexuales, dado a conocer por La Tercera.

“Nos consta que la congregación está ayudando a mucha otra gente con apoyos sicológicos y de otro tipo; por eso, creo que hay algunas soluciones más afortunadas que otras. Si la forma (pago de dinero) lo que busca es callar una verdad, nos parece completamente desafortunada, pero si en realidad lo que se busca es ayudar a sanar sin ocultar lo que ocurrió, nos parece que es una de las tantas vías posibles”, aseguró Godoy.

Cementerio católico

Casi al momento en que estaba terminando la manifestación de los alumnos, en el centro de Santiago, en el Cementerio Católico comenzaba la misa para despedir al hermano Mariano Varona, quien falleció producto de una enfermedad que lo aquejaba.

lt
Shared:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Servicios informativos desde el sur de Chile, somos lideres en información, si deseas enviarnos comunicados, avisos, contratar publicidad o publicar post patrocinados escribe a diariodetodos@gmail.com.

0 comentarios, comenta