RIO BUENO.- Un centenar de personas dieron el último adiós al funcionario de Carabineros, Rodrigo Alfredo Pérez Saldivia, fallecido en la Región de La Araucanía, al inhalar gas tóxico de un brasero mientras cumplían labores de vigilancia en el fundo Aguas Buenas, comuna de Freire y cuyos funerales se realizaron este viernes en Río Bueno.

Frente a los cuestionamientos surgidos por las condiciones en que los funcionarios desarrollaban su trabajo, Gonzalo Blu, general inspector de carabineros se comprometió a realizar una revisión exhaustiva de los lugares donde se realizan labores de protección como medida preventiva ante eventuales ataques.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente