Hospital en Nueva York administra primera vacuna de Pfizer en EEUU


Nueva York inoculó el lunes a su primer trabajador de la salud, una enfermera de la unidad de cuidados intensivos en Queens, con la vacuna Pfizer/BioNTech COVID-19, lo que marca un giro fundamental en el esfuerzo de Estados Unidos para controlar el virus.

Sandra Lindsay, enfermera de la UCI, recibió la vacuna en el Long Island Jewish Medical Center en Queens, uno de los primeros epicentros del brote de COVID-19 en el país, y recibió aplausos en una transmisión en vivo con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

“No se sintió diferente a inyectarme otra vacuna”, dijo Lindsay. “Me siento esperanzada, aliviada. Siento que la cura está llegando. Espero que esto marque el comienzo del fin de una época muy dolorosa en nuestra historia. Quiero inculcar la confianza del público en que la vacuna es segura”.

Minutos después de la inyección de Lindsay, el presidente Donald Trump aseguró en un tuit: “Primera vacuna administrada. ¡Felicitaciones USA! ¡Felicitaciones MUNDO!”.

La vacuna, desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech, obtuvo la aprobación de uso de emergencia de los reguladores federales el viernes, después de que se descubrió que era 95% efectiva en un gran ensayo clínico.

Los primeros 2,9 millones de dosis comenzaron a enviarse a los centros de distribución de todo el país el domingo, 11 meses después de que Estados Unidos documentara sus primeras infecciones por COVID-19. Hasta el lunes, el país había registrado 16.286.343 casos y 299.489 muertes por el virus.

Hospitales en Texas, Utah y Minesota dijeron que también esperan recibir el lunes sus primeras dosis de la vacuna en algunos hospitales para ser administradas de inmediato.

“Este es el lanzamiento de la vacuna más difícil de la historia. Sin duda habrá contratiempos, pero hemos hecho todo lo posible (...) para que todo fuera lo más fácil posible. Tengan paciencia con nosotros”, dijo el Cirujano General Jerome Adams a Fox News el lunes.

El esfuerzo logístico para la vacunación es muy complicado debido a la necesidad de transportar y almacenar la vacuna a menos 70 grados Celsius, lo que requiere enormes cantidades de hielo seco o congeladores ultrafríos especializados.

Los trabajadores de la salud y los residentes de hogares de ancianos serán los primeros en recibir las vacunas en un régimen de dos dosis administradas con un intervalo de aproximadamente tres semanas.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente