Chile: Dos de cada cinco enfermos de Covid-19 siguen contagiando


De todas las personas que se han enfermado de coronavirus en el país, dos de cada cinco siguen siendo contagiosas, pues se infectaron dentro de los últimos 14 días.

Esa es una de las conclusiones del último informe epidemiológico del Ministerio de Salud, que muestra que, de los 7.481 casos positivos detectados hasta el 12 de abril, 3.024 de ellos seguían siendo activos. Además, la ciudad donde más casos contagiosos hay es Punta Arenas (207).

Esto explica, en parte, la decisión de la autoridad sanitaria, que este lunes anunció que se mantiene la cuarentena total en Punta Arenas, Osorno, Temuco, Chillán y Chillán Viejo, donde viven 850 mil personas, además de las cuarentenas parciales en Santiago, Ñuñoa y Puente Alto.

Otras comunas que exhiben una alta cantidad de contagios activos son Arica (88) y El Bosque (47). Por ello, el Minsal anunció también una cuarentena casi total para esas comunas, donde viven 419 mil personas, y una cuarentena parcial en San Bernardo, donde hay 81 casos activos.

El alcalde de El Bosque, Sadi Melo, dice que “veníamos planteando que se declarara la cuarentena. La comuna tiene 174 mil habitantes en menos de cinco kilómetros cuadrados, por lo que el nivel de hacinamiento es alto, lo que lleva a que surjan contagios”.

Añade que se aplicarán medidas como protección a adultos mayores, entrega de alimentos, y de mascarillas. Sobre el comercio, dice que continuarán cerrados los restaurantes y ahora se dispondrá el cierre de botillerías. Aclara que preocupa la poca fiscalización que se ha realizado hasta ahora de los salvoconductos: “Necesitamos más controles, porque la gente no cumple con las medidas y se requiere la presencia policial para que esto efectivamente se acate”.

Otro comuna cuyo radio urbano entrará en confinamiento obligatorio, es Arica. Su alcalde, Gerardo Espíndola, sostuvo que la semana pasada se interpuso un recurso de protección contra el Ministerio de Salud pidiendo que se aplicara la medida, por lo que “valoramos la cuarentena decretada. Tenemos vulnerabilidades graves como la menor cantidad de camas en el sector hospitalario del norte de Chile, tenemos la menor cantidad del país”. Agregó que con esta medida también se puede hacer mejor controles de la población “en las calles, porque vemos hoy a cientos de personas caminando, jugando en los parques o haciendo deporte”.

El alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, valoró que se extienda el confinamiento en su comuna por tercera semana, pero advirtió que “esta cuarentena no se ha cumplido por irresponsabilidad de los vecinos, porque esto funciona de buena fe, pero hay 10 mil permisos diarios en la Comisaría Virtual”.

Otros alcaldes, en cambio, no se explican por qué no se les ha aplicado la cuarentena. La alcaldesa de Peñalolén, Carola Leitao, plantea que hay 131 casos confirmados y no se decretó la cuarentena, pero que “estamos preocupados porque hay sectores donde hay una expansión de los contagios; se lo dije al ministerio de Salud, pero no se ordenaron medidas. En la comuna hay sectores con mayor vulnerabilidad y más concentración de personas, donde es clave que haya restricciones de aislamiento”.

Añade que "vemos que las personas salen a jugar a la plaza, a hacer deportes, muchos se lo toman como vacaciones y la respuesta es que no tenemos cuarentena, no podemos hacer prohibiciones, sino que solo recomendaciones". Por ahora, dice que se han autoregulado con disposiciones de, por ejemplo, usar mascarillas en lugares como ferias libres y sanitización de los espacios públicos.

Y Rodolfo Carter, alcalde de La Florida, afirmó que “nos preocupa que teniendo muchos contagios, nuestros vecinos tengan que ir a la zona oriente a trabajar en el transporte público, que también es foco de la enfermedad, lo que aumenta el riesgo. Yo no pongo en duda la intención o buena voluntad del gobierno, pero no nos cuadra esta decisión de poner a funcionar a Las Condes, donde nuestros vecinos van a tener que ir a trabajar”.

El edil agregó que “entrando al invierno, esperábamos que se se declarara cuarentena. En la comuna, hay populares donde las casas son más pequeñas, los baños son compartidos, lo que lleva a que sea más complejo mantener la distancia, y en especial, proteger a los adultos mayores”.

¿Por qué unos entran y otros salen?

En su reporte diario, el ministro Jaime Mañalich explicó que las cuarentenas tienen el objetivo de “bloquear, segregar las comunas o lugares en donde se concentra un alto número de pacientes con riesgo de diseminar la infección a terceros”.

Respecto de cuáles son los criterios que utiliza el gobierno para decretar las cuarentenas comunales, Mañalich aseguró que el primer indicador que se toma en cuenta es “cuál es la incidencia actual, no acumulada, en las últimas dos semanas de casos por 100 mil habitantes y cuál es el número de casos nuevos diagnosticados por comuna”.

El segundo criterio, dijo el ministro, tiene que ver con la “fragilidad o la habilidad de la comuna o el lugar para soportar un aumento de los casos”. Y para ejemplificar este punto Mañalich lo hizo así: “Si tenemos una comuna que tiene una densidad mayor de población de adulto mayor, o una comuna donde hay recintos penitenciarios, o una comuna donde hay muchos hogares de niños, o donde la densidad por metro cuadrado de la población es mucho mayor que otras, evidentemente es un criterio muy importante a la hora de aislar los casos que potencialmente pueden infectar a otros”.

El epidemiólogo de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, considera que las medidas que está tomando el gobierno respecto a la pandemia por Covid-19 apuntan a desacelerar el crecimiento de los contagios. “La estrategia no es parar la pandemia, sino que ralentizar la velocidad de crecimiento. Lo que se pretende es que se enferme mucha gente, pero en un plazo largo. Eso tiene el sentido de no estresar ni colapsar los sistema de salud. Me parece que podría ser una idea eficaz”, dice Cavada.

El médico agrega que para analizar el porqué algunas comunas entran en cuarentena y otras salen hay que hacer varios análisis. Uno de ellos, dice, es el que tiene que ver con un indicador llamado factor de crecimiento. “Este factor son los casos nuevos que tienes hoy, dividido con los casos nuevos que tenías ayer. Si este factor es más chico que uno, significa que hay una reducción de la epidemia, que se están acabando los contagiados. Si ese factor es muy superior a 1, quiere decir que en ese lugar la epidemia se está expandiendo”, afirma el epidemiólogo.

Pero Cavada agrega que el factor de crecimiento considera otro elemento, como por ejemplo “el promedio de personas infectadas por cada día y la probabilidad de que un infectante propague la enfermedad”. Y todo ese se evalúa “considerando también por las características físicas de los territorios”.

Por eso, ante la pregunta inicial, estima que los análisis a nivel de detalle por comuna no son del todo plausibles con los datos que publica el Ministerio de Salud: “Por eso la demanda por más información abierta, para poder hacer estos análisis. Pero uno supone y confía en que los equipos técnicos del Minsal toman este tipo de explicaciones técnicas para ver las curvas de cada comuna, su factor de crecimiento y así tomar sus decisiones”.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente