Asia informó el miércoles de cientos de nuevos casos de coronavirus y Estados Unidos advirtió de una pandemia inevitable, mientras la enfermedad se extendía por Europa y Brasil confirmaba la primera infección en América Latina.

Las acciones mundiales caían por quinta jornada consecutiva por temor a una prolongada disrupción de las cadenas de suministro, mientras que un activo de refugio como el oro volvía a acercarse a máximos de siete años.

A nivel mundial, las bolsas han perdido 3,3 billones de dólares de valor en las últimas cuatro sesiones, según el índice mundial de acciones de MSCI.

La enfermedad, que se cree se originó en un mercado de venta de animales salvajes en la ciudad china de Wuhan a finales del año pasado, ha infectado a unas 80.000 personas y acabado con la vida de más de 2.700, la gran mayoría en China.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) instaron a sus ciudadanos a prepararse, ya que si bien el riesgo inmediato es bajo, la situación mundial sugiere que era probable que haya una pandemia.

“No es una cuestión de si se va a producir. Es una cuestión de cuándo y cuántas personas se infectarán”, dijo el martes la subdirectora principal de los CDC, Anne Schuchat.

No obstante, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que es mejor no hablar de pandemia.

“No deberíamos estar tan ansiosos en declarar una pandemia sin un análisis de los hechos cuidadoso y con la mente clara”, indicó Tedros ante diplomáticos destinados en Ginebra. 
 
“NO ESPEREN”

Estados Unidos ha notificado 57 casos del virus. El presidente Donald Trump, de regreso en Washington tras una visita a India, dijo en Twitter que se reunirá el miércoles con responsables para ser informado sobre el coronavirus.

El doctor Bruce Aylward, responsable de una misión conjunta de la OMS y China sobre el brote, dijo a periodistas a su regreso a Ginebra que los preparativos no deben esperar.

“Piensen que el virus puede presentarse mañana. Si no piensan así, no están preparados”, dijo. “Se trata de una epidemia que está escalando rápidamente en diferentes lugares y que debemos afrontar muy rápidamente para evitar una pandemia”.

La OMS afirmó que el brote tocó su techo en China en torno al 2 de febrero, después de que las autoridades aislaron la provincia de Hubei e impusieron otras medidas de contención.

La Comisión Nacional de Salud de China informó el miércoles de 406 nuevas infecciones, por debajo de las 508 del día previo, elevando el número total de casos confirmados en la China continental a 78.064. La cifra de muertes aumentó en 52, a 2.715.

La OMS indicó que solo se notificaron 10 casos nuevos el martes en China fuera de Hubei.

Corea del Sur, que con 1.261 casos es el país con un mayor número fuera de China, confirmó 284 nuevos casos, incluyendo un soldado estadounidense, mientras las autoridades preparaban un ambicioso plan para examinar a más de 200.000 miembros de una iglesia en el epicentro del brote.

El Ejército de Estados Unidos dijo que un soldado de 23 años acuartelado en el Campamento Carroll, a unos 20 kilómetros de Daegu, había sido infectado y estaba en cuarentena en su casa.

El Ministerio de Salud de Brasil confirmó el miércoles el primer caso de la nueva cepa de coronavirus en América Latina: un hombre de 61 años que había estado recientemente en Italia. 
 
PREOCUPACIONES OLÍMPICAS

En Japón, el primer ministro Shinzo Abe pidió que los eventos deportivos y culturales sean cancelados o reducidos durante dos semanas para detener el virus, mientras aumenta la preocupación por los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020.

Japón tiene casi 170 casos de virus, además de los 691 vinculados a un crucero en cuarentena atracado en su costa este mes. Han muerto seis personas en el país hasta la fecha, incluidas cuatro del barco.

Fuera de China ha habido casi 50 muertes, incluyendo 12 en Italia y 19 en Irán, el número más alto al exterior del gigante asiático, según un recuento de Reuters.

En Europa, Italia se ha situado en primera línea del brote mundial con 370 casos. Italianos o personas que han visitado recientemente el país han dado positivo en Argelia, Austria, Croacia, Rumanía, España y Suiza. Dos hoteles -uno en Austria y otro en las Islas Canarias, España- fueron aislados tras la aparición de casos ligados a Italia. España también comunicó sus tres primeros casos en el territorio peninsular y Francia, con 17 casos, anunció su segundo fallecimiento.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente