La Fiscalía Regional de Magallanes abrió una investigación para determinar las causas de la desaparición del Hércules C-130 de la Fuerza Aérea cuando se dirigía a la Antártica. 
El persecutor Eugenio Campos liderará las indagatorias de la causa caratulada como “cuasidelito de homocidio”.

En el avión viajaban tres civiles por lo que el Ministerio Público tendría facultades para investigar el hecho.

La aeronave desapareció de los radares alrededores de las 18:00 horas del lunes 9 de diciembre. La Fuerza Aérea de Chile lo declaró siniestrado horas después. A bordo viajaban 38 personas.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente