cristobal fones
Una larga entrevista sostuvo el equipo de Camino Publico, Armando Hernández y José Luis Álvarez, un programa dedicado a la conversación y el análisis de la contingencia, con el sacerdote, músico y compositor Cristóbal Fones, conocido en Chile y el extranjero por llevar su labor pastoral a distintos puntos del país a través de la música.

Ha trabajado en el ámbito pastoral pero también en la música, lanzando varios discos con letras de su autoría y de otros compositores e interpretes, en su lista de canciones existen algunos tan conocidos como canción al corazón de Jesús y en lengua mapudungun.


Fones, hijo de un descendiente ingles y de una hija de Marcela Paz, comentó sobre su relación con la famosa escritora chilena, ganadora del premio nacional de literatura, asegurando que paso diversos momentos de su vida con su abuela, pudiendo conocerla más como persona, recordando que vivió en Calera de tango, luego se fue con su familia a vivir a Santiago a un departamento y pasaba las tardes donde la escritora.


Respecto a Marcela Paz aseguró que “cuando uno es nieto y es chico no tiene conciencia que su abuela es famosa, para mí era natural, era mi abuela, tuve un regalo cuando mis hermanos mayores tenían clases en las tardes, yo me quedaba con ella esperando a que mis hermanos salieran del colegio, pudimos compartir mas, era una mujer muy sobria, educada con mucha rigurosidad, muy exigente, pero siempre despertando nuestra creatividad, también se comía muy rico en su casa, además tenía su máquina de escribir en su escritorio que era como un santuario, no nos acercábamos a ese lugar, fue hasta 1982 cuando le entregaron el premio nacional de literatura que nos dimos cuenta que la abuela era famosa”.


“Me toco de grande, ya viviendo en una comunidad mapuche relacionarme con Papelucho, mi mama me pidió que revisara el Papelucho historiador que trae muchas palabras en Mapudungun, que probablemente mi abuela pregunto en la micro, en la calle, quería que revisara si estaba bien escrito, a raíz de eso me releí muchos Papelucho, me mataba de la risa porque me sentía muy identificado”


“Mi abuela era bien adelantada a su época, piensen ustedes que el primer Papelucho habla de un niño que se le separan los padres, en una época donde ese tema era tabú, además ella fue una de las primeras mujeres que sacó carnet de manejar, fue quien trajo la primera escuela de braille, una mujer súper inquieta, iba a misa todas las mañanas pero no tenía nada de beata”.


Su vocación: de la sociología a la teología


Fones antes de convertirse en sacerdote participó en grupos juveniles y de ayuda social, fue descubriendo poco a poco el camino que lo llevaría no solo a su consagración al Señor sino a dedicar parte de su tiempo a componer y cantar.


Consultado sobre cómo llega a ser sacerdote, Fones responde que “yo creo que desarrolle una vida interior muy grande desde octavo básico porque descubrí la oración personal, comencé a descubrir una amistad con Jesús, pero no tenia eso asociado a una vida sacerdotal, eso marcó mi juventud, tuve eso si una juventud muy sana, cuando estaba en la universidad pasaron dos cosas muy claves en mi vida, la primera la enfermedad de mi padre de cáncer de páncreas y en 5 meses el partió a la casa del padre, yo tenía 18 años, eso me hizo plantearme más cosas, cuando me despedí de mi papa antes de fallecer me agarro el brazo y me dice: ya sea como sacerdote o como sociólogo no trabajes por la pobreza sino por los pobres porque todos tienen rostro e historia personal, quede helado por lo que me dijo”.


“Lo otro que paso ese mismo año fue el aluvión en la quebrada de Macul, yo fui a ayudar a buscar la gente, a colaborar, me toco encontrar gente muerta y cuando ya paso la emergencia yo me quede en el sector trabajando en la capilla como monitor de confirmación, me genero un compromiso, habían jóvenes vulnerables y ligados al consumo de alcohol y drogas, eso lo hacía por mi cuenta, pero era algo que anhelaba hacer, me sentía útil, contento… luego de esto conversando con mi acompañante espiritual me preguntó que había hecho y solo le contaba lo que hacia el fin de semana, que era cuando ayudaba en la capilla, como algo natural y ahí quede pensando porque me refiero solo a lo que hago con la comunidad y ahí me plantee que tal si hago con mi vida lo que hago el fin de semana”

Si quieres saber mas de Camino Publico pincha aquí


Para complementar esta primera parte de una larga entrevista, que duró más de una hora, te dejamos para que escuches algunas de sus canciones, la próxima semana seguiremos con más datos de Cristóbal Fones.






Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente