Contraloría detectó millonarias irregularidades en procesos de compra en Maipú


La Contraloría General de la República realizó una auditoría a la Municipalidad de Maipú en la que se analizaron distintos procesos de compras que involucran reintegrar el dinero o realizar sumarios. El organismo fiscalizador destacó cinco procesos que fueron investigados. El primero de ellos fue una auditoría por pintar un vehículo municipal que fue utilizado solo dos meses, por lo que se deberá restituir 1.428.000 pesos.

En ese entonces, la alcaldesa Cathy Barriga se defendió de las críticas por el vehículo que fue pintado ya que era utilizado con fines municipales, sin embargo, la Contraloría argumentó que no hubo justificación.

El segundo caso investigado fue la compra de 480 collares con forma de sol, 486 cajas de terciopelo y 1.500 paraguas corporativos: si no se logran acreditar los beneficiarios de dichos artículos, se deberán restituir 16.450.560 pesos.

En la misma línea se argumentó que no se debieron comprar de 15 mil peluches con dinero del Fondo de Apoyo a la Educación Pública (FAEP), por lo que la municipalidad imputó ese gasto a la cuenta de la Corporación Municipal (que maneja dinero no fiscal).

Este último caso fue llevado a la Contraloría por parte de algunos concejales de Maipú debido al millonario monto gastado.

Además, se realizaron compras fragmentadas, según la Contraloría, por 99.314.949 pesos a un proveedor de audio para el evento "Maipeluza" realizado en el marco de las Fiestas Patrias. Dicho monto no se ajustaba a lo dispuesto por el Ministerio de Hacienda, por lo que se inició un sumario por este hecho. Para el mismo evento se hicieron compras vía trato directo por 195.333.506 pesos y 17 contrataciones por la misma vía por un monto de 285.029.739 pesos, todas "sin entregar la justificación necesaria".

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente