SANTIAGO.- Nicole Kidman siempre ha sido reconocida por su estampa y estilo refinado en las alfombras rojas. 

La ganadora del Oscar por "Las Horas" suele acudir a las galas con trajes de famosos diseñadores, quienes confeccionan vestidos que siguen el patrón de la australiana. 

Por lo anterior, ayer fue una sorpresa que llegara a los premios Bafta con un escotado diseño de Armani. 

No obstante, fue elogiada por los expertos en moda, ya que lució su figura y no perdió la delicadeza que la caracteriza. 

La actriz acudió a la ceremonia como nominada a Mejor actriz de reparto por "Un camino a casa" ("Lion"), rol por el que también compite al Oscar. 

Antes de ingresar al evento, la ex esposa de Tom Cruise dijo estar consciente de que el vestido era distinto a lo que suele usar. "Es demasiado escotado. 

Si les hubiera pedido su opinión a mis hijas no lo habría podido usar porque tiene un corte muy bajo", contó en declaraciones recogidas por Daily Mail. 

"Me habrían dicho 'no mami, es un vestido grosero'. A ellas les gustan más los trajes en los que me veo como un hada o una princesa", añadió Kidman. 

La australiana de 49 años siguió la tendencia dentro de la gala, ya que muchas otras actrices también asistieron con trajes escotados, como la también nominada al Oscar Emma Stone.

Emol

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente