Esta cronica hablará sobre un hombre, alemán, radicado en Argentina y que murió en Israel


Esta cronica hablará sobre un hombre, alemán, radicado en Argentina y que murió en Israel.

Nos referimos a Adolf Eichmann, que en palabras sencillas fue el responsable de enviar a cientos de judios a campos de concentración, donde posteriormente no solamente murieron, sino que fueron cremados en hornos.

Eichmann, que fue juzgado en el naciente estado de Israel, terminó siendo un hombre que mas que importarle cuantos morian solo estaba interesado en cumplir con el numero que se le pedia, era un completo burocrata, no eximiendo ello de responsabilidad al lider de la solución final.

Eichmann era el hijo mayor de una familia de cinco hermanos que se trasladó desde Solingen, en Alemania, a Linz, en el entonces Imperio austrohúngaro.

Su padre había encontrado trabajo en una fábrica de esa ciudad.

Durante la infancia murió su madre y su padre se volvió a casar.

En su adolescencia estudió en la Realschule, la educación básica y media; allí conoció a un compañero de nombre Salomón que lo invitaba a comer a su casa, ya que en la suya faltaba la unión, el cariño y el núcleo familiar.

En esa casa de la familia de aquel amigo aprendió a hablar el yidish y el hebreo.

Fue el encargado de la organización de la logística de transportes del Holocausto, era una persona muy dada a cumplir las estadísticas que se le exigían, y los judíos eran para él "estadísticas", aunque según sus declaraciones en el juicio que se le realizó por sus crímenes de guerra en 1960 en Israel, no era un antisemita fanático, de hecho, como muchos otros alemanes, se encontraba emparentado de alguna manera con judíos.

Pero que motivó y tomó posesión de aquellos alemanes, la gran mayoria, para terminar convirtiendose en genocidas de sus mismos compatriotas, porque hay que ser claro, los judios vivian en el mismo pais que los alemanes y de seguro habian compartido con ellos hasta antes de la guerra.

De seguro existirán muchas interpretaciones para decir que la responsabilidad alemana en el Shoa o exterminio judio es el antisemitismo o el racismo, pero de seguro tambien estará presente la complicidad, no existen sociedades donde el dejar hacer no sea complicidad, por tanto no puede esgrimirse que no se sabia lo que pasaba en la Alemania Nazi, porque las caracteristicas de ese regimen totalitario se centraba en la persecucion judia.

En 1939 se opta por la deportación masiva de los judíos alemanes a guetos habilitados en Polonia, y en 1942 se celebra la Conferencia de Wannsee organizada por Heydrich, en la que se lanza definitivamente la llamada "Solución Final".

Eichmann, que participa en la Conferencia, queda encargado de la logística de las deportaciones hacia los campos de concentración.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Eichmann, que se hacía llamar Otto Eckmann, fue capturado por el Ejército de los Estados Unidos, que desconocía su verdadera identidad.

En los albores de 1946 se escapó de la custodia del Ejército estadounidense y se ocultó en varios lugares de Alemania durante algunos años.

En 1948 obtuvo un salvoconducto para escapar a Argentina, pero no lo usó inmediatamente.

A principios de 1950, Eichmann estuvo en Ginebra, donde se hizo pasar por un refugiado llamado Ricardo Klement. Con la ayuda de un fraile franciscano de ideas fascistas, que tenía conexiones con el obispo Alois Hudal, Eichmann obtuvo un pasaporte emitido por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y un visado argentino, ambos documentos a nombre de "Ricardo Klement, técnico".

El 17 de junio de 1950 salió en barco desde Génova y llegó a Buenos Aires el 14 de julio.

Luego un grupo del Mossad, el servicio secreto israelí ubicó a Eichmann y una noche al regresar este a su casa fue raptado, siendo luego embarcado en un avión y trasladado a Israel.

El juicio fue televisado a nivel mundial y abrió la puerta a que otros nazis comenzaran a ponerse nerviosos debido a la persecución que tenian en ese tiempo.

En Jerusalén, Eichmann fue sometido a juicio por un tribunal presidido por los jueces Moshe Landau, Benjamin Halevy y Yitzhak Raveh. Su abogado defensor fue Robert Servatius.

Eichmann alegó en su defensa que las acciones que cometió eran bajo la obediencia debida a sus superiores y que estos se aprovecharon de esta característica. El jurado lo encuentra culpable de genocidio.

El juicio, que finalizó el 15 de diciembre de 1961, lo condenó a morir en la horca por crímenes contra la Humanidad. Este juicio también es considerado como la gran causa judicial del Estado de Israel. La sentencia se cumplió la madrugada del 31 de mayo de 1962 en la prisión de Ramla.
Compartir:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Somos el sitio de noticias de Chile para el mundo, con los principales datos de nuestro pais y la región de Los Rios, con cobertura a los hechos mas relevantes, nuestro correo es diariodetodos@gmail.com - somos de Rio Bueno.

0 comentarios,comentar