Machu Picchu seguirá cerrada hasta que termine bloqueo de vía férrea


La ciudadela inca de Machu Picchu, joya del turismo peruano, seguirá cerrada hasta que terminen las protestas de los lugareños que bloquearon la línea férrea, dijo el martes el jefe del parque arqueológico, José Bastante.

“La reapertura será cuando se solucione la situación” de las protestas de los lugareños, dijo Bastante por teléfono a la AFP desde la ciudadela vacía, donde permanece junto a una dotación mínima de personal de vigilancia.

“No podemos exponer a los visitantes, no podemos exponer a nuestro personal”, agregó el funcionario al justificar la decisión de las autoridades de cerrar la ciudadela de piedra.

Machu Picchu cerró sus puertas el lunes por razones de seguridad ante las protestas de lugareños que afectan el servicio de trenes que transportan a los visitantes de la ciudadela, situada en una zona montañona de la región de Cusco (sureste de Perú).

La Dirección de Cultura de Cusco dijo en un comunicado que el cierre fue decidido “con la finalidad de salvaguardar la integridad de sus visitantes”.

La medida fue adoptada seis semanas después de la reapertura de la ciudadela de piedra, tras haber estado cerrada casi ocho meses por la pandemia del nuevo coronavirus.

Las protestas de los pobladores de las localidades de Machu Picchu y Ollantaytambo contra las empresas ferroviarias que ofrecen servicio a la zona comenzaron la semana pasada.

Los pobladores reclaman tarifas más económicas y una mayor frecuencia de trenes, en la ruta entre Cusco y Machu Picchu.

 

Comentar

Artículo Anterior Artículo Siguiente