Guatemala reabre sus fronteras cerradas en marzo por la pandemia

Guatemala reabrió este viernes todas sus fronteras, que mantenía cerradas desde marzo para contener la pandemia de covid-19, una enfermedad que ha golpeado al país con más de 84.300 casos y 3.000 muertos.

“Todo transcurre con normalidad” tras la reapertura de las fronteras a nivel nacional, dijo a periodistas Alejandra Mena, vocera del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Mena explicó que los pasos fronterizos de Guatemala cuentan con medidas de higiene y nuevos requisitos para el ingreso de guatemaltecos y extranjeros.

Según las nuevas disposiciones, los pasajeros que ingresen por el aeropuerto internacional La Aurora de la capital, que reanuda los vuelos comerciales detenidos desde marzo, tendrán que presentar una prueba PCR negativa de covid-19 con no más de 72 horas desde su realización.

La terminal recibió este viernes su primer vuelo comercial tras la reapertura, un avión de la aerolínea Spirit procedente de la ciudad estadounidense de Fort Lauderdale, Florida (sur), con un centenar de pasajeros, observó un fotógrafo de la AFP.

Los vuelos serán complementados gradualmente con otras ocho aerolíneas que conectarán con Estados Unidos, México, España y el resto de Centroamérica.

En el caso de los pasos terrestres de Guatemala con México, Honduras, Belice y El Salvador, los extranjeros deben entregar la prueba de estar libres del virus, mientras que los guatemaltecos tendrán que pasar un control de temperatura y ser registrados para darles un seguimiento posterior por parte del Ministerio de Salud.

En los puertos marítimos, las delegaciones migratorias recibirán un informe preliminar de las navieras sobre el estado de salud de los tripulantes de las embarcaciones para posteriormente realizar la revisión física, entre otras medidas.

La reapertura de las fronteras es parte de la reactivación progresiva de actividades que inició el gobierno a finales de julio, luego de cuatro meses en los que se aplicaron confinamientos obligatorios y restricciones de movilidad que afectaron a la economía. Aún sigue vigente, sin embargo, un toque de queda nocturno.

La ministra de Salud, Amelia Flores, indicó la víspera que la reapertura fronteriza del país conlleva un “gran reto” por la posibilidad de que aumenten los contagios de coronavirus, que según el gobierno van disminuyendo.

“El hecho que se abran las fronteras no significa que deba haber una concurrencia masiva para efectuar actividades de paseo o intrascendentes. La pandemia sigue, no ha terminado”, advirtió por su lado Guillermo Díaz, director del IGM en una conferencia de prensa junto a Flores.

Guatemala, con cerca de 17 millones de habitantes, registró el primer caso de coronavirus el pasado 13 de marzo y este viernes acumula 84.344 contagios, entre ellos 3.076 muertos.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente