El rol clave de la capacitación online frente a la escasez de agua que afecta a la pequeña agricultura de la Región de Los Ríos

Sitio web www.chileagricola.cl desarrollado por FUCOA del Ministerio de Agricultura, ofrece diversos contenidos que explican cómo optimizar el uso del recurso hídrico, lo que resulta clave ante la sequía registrada en la última década.

La escasez de agua sigue siendo materia de preocupación entre los agricultores chilenos. Tal como lo indicó la Dirección Meteorológica de Chile, si bien "junio vino a calmar los temores de un nuevo año con mucha sequía” y parte de julio también se mostró favorable en algunas zonas del país, “las últimas lluvias y nevadas no logran influir en el extremo déficit que se ha acumulado durante la última década en gran parte de Chile centro-sur".

Ante esta situación, se requiere guiar especialmente a los pequeños agricultores y agricultoras de la Región de Los Ríos en temas prácticos como la forma en que se debe regar, cuándo hacerlo y en qué cantidad. Por ello, la Escuela de Capacitación Chile Agrícola -plataforma web www.chileagricola.cl elaborada por la Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro (FUCOA) del Ministerio de Agricultura- entrega una serie de herramientas en torno al cuidado del agua, que han demostrado ser de gran interés para los más de 2.200 inscritos, entre pequeños agricultores, emprendedores agrícolas y asesores de la Agricultura Familiar Campesina del país.

La directora ejecutiva de FUCOA, Francisca Martin, señaló que “los temas relacionados con el agua son fundamentales y de hecho, están agrupados en una de las principales categorías de contenidos de la plataforma. Para la Agricultura Familiar Campesina, la optimización del recurso hídrico disponible es crucial, así como todo lo relacionado con la adaptación al cambio climático y la agricultura sustentable, que son precisamente los contenidos más vistos por los usuarios del sitio web”.

¿Cuándo regar?

Una de las preguntas más frecuentes -y que se abordan en contenidos de la CNR y otras instituciones, disponibles en dicha plataforma- es determinar cuándo regar (frecuencia de riego). En ese sentido, diferentes métodos son usados para este propósito y se pueden clasificar en tres tipos: balance de agua, indicadores del suelo e indicadores de la planta.

Respecto del primero, es semejante al manejo de una cuenta corriente en el banco: hay una cantidad de agua depositada en el suelo y todos los días las plantas “giran” o gastan una cierta cantidad. El momento en que se acabará el agua dependerá de la capacidad de almacenamiento o tamaño del depósito y de las cantidades de agua que se retiren (evapotranspiren) diariamente. Un aspecto interesante a destacar es que las plantas (en especial los cultivos anuales) extraen el agua desde el suelo en forma diferencial; esto significa que un 70% del agua que toma la planta proviene de la mitad superior de sus raíces y el 30% restante es agua proveniente de la segunda mitad de la profundidad de raíces activas en ese momento.

Para la técnica del balance de agua se debe determinar un criterio de riego, el cual señala el porcentaje tolerable de disminución del agua aprovechable del suelo. Otro punto tiene que ver con la profundidad de raíces del cultivo desde donde efectivamente extraen agua las raíces; en frutales, la profundidad de raíces está condicionada por el tipo de patrón de injerto utilizado. Un tercer punto a saber es la cantidad de agua que el cultivo y el ambiente extraen desde el suelo, el cual cambia con la edad del cultivo, clima y ubicación geográfica.

En resumen, la frecuencia de riego o cada cuántos días debiera regarse nuevamente para no perjudicar el rendimiento del cultivo, estará condicionada por la altura de agua aprovechable del suelo en la profundidad efectiva de las raíces, el criterio de riego a emplear y la evapotranspiración del cultivo.

Por otro lado, en cuanto a los indicadores del suelo, esta metodología considera la determinación del contenido actual de humedad o agua del suelo, comparándolo con un valor predeterminado mínimo de contenido de humedad, regando cada vez que se alcance dicho valor. El contenido mínimo de humedad varía con el estado fenológico del cultivo y sensibilidad a déficit hídrico de la planta. El contenido de humedad del suelo puede medirse o estimarse directamente, o bien inferirse a partir de otros parámetros como la tensión de agua en la matriz de suelo.

En cuanto a los indicadores de la planta, dado que el objetivo de riego es restablecer el agua de la planta, en teoría el método más directo para determinar cuándo regar sería monitorear la planta directamente.

¿Cuánto regar?

Existen diversas expresiones para estimar la cantidad de agua necesaria a aplicar, que se traducen finalmente en cuántas horas debería estar funcionando el equipo de riego o aplicándose el agua al suelo. La utilización de una u otra forma de estimar la cantidad de agua dependerá de la información disponible y del criterio del técnico responsable de realizar los cálculos para el riego.

Para un caso en particular, para conocer estimativamente la cantidad de agua a reponer en el riego solo hará falta contar con el valor de la evapotranspiración potencial o de referencia obtenido por la comuna o región en la que se encuentra y, posteriormente, multiplicarlo por el coeficiente de cultivo (Kc) para diversas especies vegetales y diferentes estados de desarrollo (ambos datos disponibles AQUÍ). Al valor anterior deberá agregarse un porcentaje por las ineficiencias que se producen en todo método de riego.

Otra alternativa práctica es dejar el agua puesta o aplicar el agua en una hilera de riego; por ejemplo, 1/2 hora, en otra hilera adyacente por 1 hora, en una tercera hilera por 2 horas, en una cuarta hilera por 4 horas y en una quinta hilera por 8 horas. De este modo, 24 horas después de terminada la aplicación del riego, se puede hacer una calicata en la zona de riego y de esta manera se podrá observar visualmente hasta dónde penetró la humedad según el tiempo que se estuvo regando.

Si aún no está registrado en la Escuela de Capacitación Chile Agrícola, puede hacerlo gratuitamente AQUÍ , para tener un perfil de usuario que le permitirá personalizar su búsqueda de contenidos, guardar material favorito y revisar el historial de material revisado, entre otras funciones, además de formar parte de la Comunidad Chile Agrícola, tener contacto con otros usuarios de la plataforma y participar en foros temáticos.

La Escuela de Capacitación Chile Agrícola se mantendrá en constante mejora de su sitio web y carga de nuevos contenidos a disposición de la comunidad, adaptados especialmente para la plataforma.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente