El país sudamericano vivió un furioso estallido social el fin de semana, cuando ardieron estaciones de metro de Santiago, supermercados, fábricas y locales comerciales. 

Las protestas empezaron tras el alza en el pasaje del metro, pero tienen como trasfondo un profundo descontento con el modelo económico. VERSIÓN SUBTITULADA


Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente