El Tribunal Constitucional solicitó al Fiscal Nacional la designación de un persecutor especial para que investigue la agresión que sufrió el presidente del organismo, Iván Aróstica, en las afueras del edificio de calle Huérfanos, tras una jornada de audiencias públicas por el requerimiento presentado por los partidos de derecha en contra de las nuevas exigencias de libertad condicional para los violadores de derechos humanos.

El TC, en un comunicado de prensa, pidió clarificar "la naturaleza de los hechos” e identificar “a los responsables de los mismos".

Además, requirió a la "autoridad policial" para que adopte "las medidas necesarias para que situaciones como las sufridas no vuelvan a repetirse, al pretender alterar las funciones de esta judicatura constitucional".

Al cierre del comunicado, el Tribunal Constitucional llamó "a abogar por el permanente cuidado de un clima de paz y respeto que debe presidir la convivencia social de los chilenos y manifestamos nuestra preocupación por el proceso de deterioro de esas condiciones básicas de tolerancia que exige tal convivencia". 

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente