Constantes viajes al extranjero, cheques con montos millonarios y diversas colecciones de artículos de valor, son solo algunos de los lujos que rodeaban la vida de Fernando Karadima. 


Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente