Stormi es una gata de 11 años con una peculiaridad muy divertida: adora recibir palmadas en el lomo y se enfada si no las recibe. Su dueño dice que las palmadas le relajan, como demuestra con el vídeo.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente