En otra partida del gobierno de Donald Trump que sacudió a Washington, Hope Hicks, la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, y una de las funcionarias de mayor confianza del presidente

 
WASHINGTON.- En otra partida del gobierno de Donald Trump que sacudió a Washington, Hope Hicks, la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, y una de las funcionarias de mayor confianza del presidente, anunció su renuncia, una decisión que deja al mandatario sin su colaboradora de mayor trayectoria y una de sus asesoras más cercanas. 

De perfil bajo y con tan solo 29 años, Hicks, exmodelo, era la asesora más longeva de Trump: lo acompañó durante tres años, desde los primeros pasos de su campaña presidencial, después de haber comenzado a trabajar para la familia desde 2014, antes de que el magnate se lanzara a la política. 

"No hay palabras para expresar adecuadamente mi gratitud al presidente Trump. Le deseo al presidente y a su administración lo mejor ya que él continúa liderando a nuestro país", dijo Hicks, en un comunicado difundido por la Casa Blanca. Hicks había logrado convertirse en una figura poderosa del Ala Oeste, pero quedó mal parada luego de que se supiera que, al testificar en el Congreso ante el Comité de Inteligencia de la Cámara baja como parte de la investigación del escándalo Rusiagate, admitió que a veces debía decir "mentiras piadosas" como parte de su empleo. 

La noticia, develada por The New York Times y confirmada por la Casa Blanca, asestó otro sacudón a Washington -pese al continuo goteo de renuncias oficiales- y volvió a colocar una nube de caos y agotamiento sobre los funcionarios de un gobierno distinguido por una vorágine inédita, que ha sufrido una atípica sangría para su poco más de un año de vida.

 Hicks era la cuarta persona en ocupar el estratégico cargo de Director de Comunicaciones de la Casa Blanca, un papel que habían desempeñado Anthony Scaramucci, Sean Spicer y Mike Dubke. 

El sitio web Politico la había apodado "la intocable Hope Hicks". Trump y el jefe de Gabinete, John Kelly, se deshicieron en elogios hacia Hicks, quien, según la prensa, venía considerando desde hacía tiempo su salida de la vida pública. 

Funcionarios de la Casa Blanca se preocuparon por blindarla del traspié en su testimonio ante el Congreso, al afirmar que su decisión ya estaba tomada antes de su presentación. 

Así y todo, los pocos detalles que se conocieron de esa audiencia habían generado fuertes críticas contra la asesora presidencial. "Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años", dijo Trump, según publicó el Times. 

"Ella es tan inteligente y considerada como se puede pedir, una gran persona. Extrañaré tenerla a mi lado, pero cuando ella se acercó a mí para buscar otras oportunidades, lo comprendí totalmente. Estoy seguro de que trabajaremos juntos de nuevo en el futuro", completó. La ahora exfuncionaria se había sumado a la familia Trump en 2014, y pronto logró forjar una estrecha relación con todo el clan. 

Al principio trabajó con Ivanka Trump, pero al poco tiempo quedó bajo el mando de Donald, quien le pidió en 2015 que se convirtiera en la primera jefa de prensa de la naciente campaña presidencial de Trump. Tenía 26 años, y nunca había trabajado en política. "Es estratégica, equilibrada y sabia más allá de sus años", dijo Kelly. 

"Se convirtió en asesora y consejera de confianza e hizo un gran trabajo supervisando el comunicaciones para la agenda del presidente, incluida la aprobación de una reforma tributaria histórica. Ha prestado servicios a su país con gran distinción. Decir que la extrañarán es quedarse corto", cerró.
Compartir:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Somos el sitio de noticias de Chile para el mundo, con los principales datos de nuestro pais y la región de Los Rios, con cobertura a los hechos mas relevantes, nuestro correo es diariodetodos@gmail.com - somos de Rio Bueno.

0 comentarios,comentar