En 1983, Paulina fue animadora del certamen junto a Antonio Vodanovic. Fue su primera experiencia arriba de la Quinta Vergara


Paulina Nin de Cardona se demoró 34 años para contar la verdad sobre uno de los episodios más escandalosos que vivió como animadora del Festival de Viña.

En 1983, Paulina fue animadora del certamen junto a Antonio Vodanovic. Fue su primera experiencia arriba de la Quinta Vergara. Y resultó ser una de las más recordadas por la ex presentadora de televisión.

¿La razón? Detrás del escenario tuvo una feroz pelea con Vodanovic. Nin de Cardona desclasificó ese complicado momento en El Cubo. Mire su relato:

Diana Massis: “Hubo un episodio en que él te dejó sola”

Paulina Nin de Cardona: “Sí, pero fue porque él… ¿Te refieres a cuando él desapareció de escena?”

Massis: “Sí, cuando se desapareció de escena y había que presentar a Locomía”

Nin de Cardona: “Creo que fue Locomía. No sé si específicamente Locomía. Pero veníamos de vuelta de comerciales. Y miro y Antonio no estaba al lado mío. Entonces me dicen ‘Paulina, estamos al aire, volvemos de comerciales. Uno, dos, tres’. ‘Y ya estamos nuevamente junto a ustedes en Viña del Mar y comienza a volar la Gaviota. Maestro, con esta característica, vamos a saludar’. Y empecé a buscarlo, empecé a buscarlo, y Antonio no estaba en ninguna parte. Entonces yo digo ‘teníamos que presentar juntos al conjunto que venía a continuación. Y entonces lo presenté sola.

“Digo ‘Con ustedes, en la Quinta Vergara, ¡Locomía!’, ponte tú. No me acuerdo si era Locomía. Y en ese minuto empieza a sonar todo. Aparece Locomía, o quien fuera. Y en eso viene Antonio por la orilla. Y viene gritando, hecho un enegúmeno. Y me dice ‘¡no podí presentar tú sola!’, y yo había salvado la situación. Y digo ‘voh, ¿dónde estabai?’. Entonces me dice ‘estaba en la grúa’. Imagínate. Se había ido a subir a la grúa, que es la cámara de arriba, en el aire, una grúa, porque él quería presentar desde ahí. Pero no le avisó a (Sergio) Riesenberg, no me avisó a mí. Entonces, nadie sabía dónde estaba Antonio”

Massis: “¿Cuál fue el exabrupto?”

Nin de Cardona: “No lo voy a repetir aquí. Pero fue fuerte. Fue fuerte”

Massis: “¿Te intimidó, Paulina?”

Nin de Cardona: “Sí. Y yo me acuerdo que le dije ‘se acabó, quédate con tu Festival de Viña y yo me voy al hotel. ¡Quiero la van!’. Y ahí se instituyó la frase ‘la flaca quiere la van’ (risas). Porque yo dije ‘quiero la van, y me voy, y me voy, y me voy’. Y yo lloraba de rabia. No lloraba de pena. Y entraban todos, porque me acuerdo que estaba el marido de Raquel González, Julito Arrate, coordinando, y dice por el micrófono del casco ‘tengo un problema, la Paulina se quiere ir. Por favor’. Y en eso subió mi marido en esa época. Y lo mandé con viento fresco también, para que no, porque estuvo a punto, porque si lo dejaba ahí, le iba a Antonio”

Massis: “¿En serio?”

Nin de Cardona: “Yo creo que no hubiera llegado a pegarle, no, pero se lo ofreció, porque me voy a mí muy complicada y llorando. La chiquitita, Lucy Jaramillo, subió y me acuerdo que le dijo ‘Canutito (Errázuriz), vámonos, vámonos a tomar un cafecito’. Y se lo llevaron. Y yo, montada así, amurrada. ‘Quiero la van. Me voy al hotel. Que este amargado se quede con su Festival. Digan lo que quieran, que me enfermé del estómago, que me desmayé, desvanecí, lo que quieran. Me voy, me voy, me quiero ir, me quiero ir’”

Massis: “¿Y qué hizo Antonio?”

Nin de Cardona: “Antonio estaba sentado en una mesa redonda ahí, amurrado. Y era 14 de febrero, el Día de los Enamorados. Mi marido en ese minuto me había mandado un tremendo ramo de flores, rosas rojas. Y todos pasaban. Fue muy divertido, porque pasaba Jaime de Aguirre, lo retaba, ‘¡pero cómo le puedes decir a la Paulina, ofenderla’. Y después ‘Paulinita, Paulinita, por favor, tranquilita, tranquilita, Paulinita’. Y yo ‘quiero la van, no quiero seguir trabajando con este pelotudo’. Así, enojada. Y llegó un minuto que más de alguien le dijo ‘tení que disculparte, compadre, no podí andar ofendiendo a diestra y siniestra y menos a una mujer’. Y me acuerdo que agarró, patudamente, y sacó una rosa, del arreglo que me había mandado mi marido, y me dice ‘ya poh, Falca, cortalá po, no sigai haciendo escándalo’”

Massis: “¿Antonio Vodanovic se arrodilló?”

Nin de Cardona: “Si, pero no coloquen ‘se arrodilló ante la Paulina Nin’. Se agachó. Y le digo ‘ere sasí de patudo, sacai flores que no son tuyas, ¿y arrancas una flor del arreglo que me mandó mi marido? No, erí muy patudo’. Y la verdad, tengo que ser honesta, es que yo hice mi show en el sentido de que yo soy muy profesional”

Massis: “¿Y el pelotudo era Anotnio Vodanovic?”

Nin de Cardona: “Pero obvio, pue. Si me dijo un improperio bastante más fuerte que decir ‘pelotudo’”

Massis: “¿Qué te dijo Antonio Vodanovic, Paulina?”

Nin de Cardona: “No vale la pena”

Massis: “Ya pasó mucho tiempo. Recordémoslo”

Nin de Cardona: “No, ¿para qué?”

Massis: “Para que nadie más lo haga”

Nin de Cardona: “Pero si eso ya no se hace. A no ser que existan otras Paulinas que les paren el carro”.
 
glamorama

Compartir:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Somos el sitio de noticias de Chile para el mundo, con los principales datos de nuestro pais y la región de Los Rios, con cobertura a los hechos mas relevantes, nuestro correo es diariodetodos@gmail.com - somos de Rio Bueno.

0 comentarios,comentar