Cuando Arturo Vidal marcó el que sería el 1-0, celebró con todo porque era un golazo de cabeza, sin embargo el juez del compromiso anuló su diana.

Razón por la que Vidal se enojó, y utilizó el chilenismo de moda dedicado al árbitro. Así, el "Rey" le expresó un "anda a laar (sic)"

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente