El programa lo ayudó a corroborar que fuera una persona real y no ficticia. Hicieron pruebas en buscadores de imágenes y en sitios especializados en encontrar identidades rusas y ucranianas falsas


Muchas de las historias de Espías del Amor terminan mal. La relación virtual comienza bien, y luego, tras varias pruebas irrefutables, finaliza como una dolorosa farsa. Sin embargo, en el último capítulo del espacio de Chilevisión ocurrió todo lo contrario.
Nicolás tenía una relación virtual con Elvira Bashmakova, una supuesta rusa a quien conoció en al red social Skout. “Es una aplicación como Tinder, pero global. Ella fue la que inició la conversación”, comentó el hombre.
El joven aseguró que la relación siguió avanzando y empezaron con video llamadas por Skype. “Tuvimos buena onda. Cuando llegó el momento, ella me pidió el WhatsApp, algo más privado. Igual me entró la duda de que una mujer, bastante guapa, me habla no mirándome en menos”, afirmó.
El programa lo ayudó a corroborar que fuera una persona real y no ficticia. Hicieron pruebas en buscadores de imágenes y en sitios especializados en encontrar identidades rusas y ucranianas falsas.
Tras confirmar por esa vía que la mujer no tenía antecedentes de estafa, le mostraron un video, hecho por un periodista colaborador en Rusia, quien fue a buscarla a su casa.
Llegaron a su departamento en San Petersburgo. No contestó. Los vecinos tampoco la conocieron. Luego fueron a una panadería donde trabajaba una supuesta amiga. Ella la reconoció. Sin embargo, afirmó que no la veía “hace dos semanas” y que andaba “media misteriosa”.
La falta de información tenía mal a Nicolás. El equipo, liderado por Marcelo Arismendi, le decía que no tenían mayor información y que la investigación estaba trabada por eso.
Fue justo en ese momento que pasó lo inesperado –MIRE AQUI EL VIDEO-. Lo hicieron subir a la azotea de un hotel en Santiago, supuestamente para buscar más señal de celular, cuando Nicolás vio en vivo y en directo a Elvira, quien lo esperaba de espaldas. Y el encuentro fue conmovedor.
El corrió a abrazarla. “Lo he pasado muy mal”, le comentó emocionado. “Lo sé. Disculpa, disculpa”, le pidió la joven rusa. “Tuve que apagar mi teléfono. Venía viajando”, se excusó.
Tres meses después, y a través de un video desde San Petersburgo, Nicolás confirmó que la relación de ensueño con la rusa va viento en popa.

glm
Compartir:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Somos el sitio de noticias de Chile para el mundo, con los principales datos de nuestro pais y la región de Los Rios, con cobertura a los hechos mas relevantes, nuestro correo es diariodetodos@gmail.com - somos de Rio Bueno.

0 comentarios,comentar