El Primer ministro israelí dice que Trump está en lo correcto. "El muro construido en la frontera sur de Israel ha permitido detener la migración ilegal", asegura. El gobierno mexicano y la comunidad judia de México rechazan sus declaraciones.

El Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu no sólo es un hombre de la derecha más dura, también es conocido por decir lo que piensa. El sábado, en su cuenta personal, Netanyahu se felicitó por la propuesta del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México. "El presidente Trump está en lo correcto; Yo construí un muro en la frontera sur de Israel. Eso detuvo toda la imigración ilegal. Gran éxito. Gran idea", dice su mensaje.

La propuesta de Trump de construir un muro a lo largo de los más de 3,200 kilómetros de frontera común, que separaría definitivamente a la primera potencia mundial de su vecino del sur, es objeto de gran polémica y ha provocado el rechazo unánime de los mexicanos. El mensaje de Netanyahu ha sido resentido como una agresión incomprensible por el gobierno mexicano. "México es amigo de Israel y debe ser tratado como tal por su Primer ministro", apunta un comunicado de la cancillería mexicana.

La comunidad judía establecida en México también se deslindó de la declaración de Netanyahu. "No coincidimos con él en este punto de vista y rechazamos contundentemente su postura", subraya un comunicado publicado por el Comité Central de la Comunidad Judía en México. "Nos solidarizamos con nuestros conciudadanos que viven, trabajan y aportan en el país vecino, cuyos derechos humanos tienen que ser respetados en todo momento y quienes deben recibir un trato digno", añade el texto.

La cancillería mexicana recordó que apenas el pasado viernes el canciller, Luis Videgaray, había recordado la relación estrecha que México siente por israel, con motivo de la ceremonia por el Holocausto.

En un intento por desactivar la polémica el vocero de la cancillería israelí, Emmanuel Nahshon, dijo que el Primer ministro sólo quiso compartir su experiencia en materia de seguridad, "la cual estamos dispuestos a compartir".

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI), unas 70,000 personas practican el judaísmo en ese país. México fue uno de los países que más ayudó a la población judía que entre 1933 y 1945 intentaba huir de la persecusión nazi. Las relaciones entre México e Israel son normales aunque también han registrado momentos de crísis, como a mediados de la década de los años setenta del siglo pasado, cuando el gobierno mexicano equiparó al sionismo como una forma de racismo.
 
rfi

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente