Tras las inundaciones sufridas en abril de 2016, en la última semana de diciembre y primeros días de enero las abundantes precipitaciones vuelven a complicar a la cuenca lechera de Santa Fe y Córdoba. 

Se perdieron cultivos de maíz, soja y pasturas; hay caminos intransitables y se espera una baja en los litros producidos. 

Mira el video

https://vimeo.com/198411237

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente