Gendarmería negó que una comunera mapuche que cumple condena en la Provincia de Arauco haya tenido que dar a luz engrillada.

La institución salió a responder a la denuncia de la familia de Lorenza Cayuan, que acusó además la presencia de tres gendarmes varones en la sala de parto.


"Gendarmería actuó aplicando el criterio en razón al respeto de los derechos humanos. Por eso dispuso retirar oportunamente las medidas de seguridad antes de ingresar al trabajo de parto", señaló la mayor Pabla Arias, del área operativa de Gendarmería en el Biobío.

La oficial agregó que Lorenza Cayuan "en todo momento estuvo custodiada por personal femenino", sin perjuicio de lo cual, "para mayor transparencia", se instruyó la realización de "una investigación interna".

Por este caso la Defensoría Penal Pública interpuso un recurso de amparo en la Corte de Apelaciones de Concepción y el Instituto Nacional de Derechos Humanos también anunció acciones judiciales.
 
cooperativa

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente