Con un contacto a través de videollamada junto a la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, la presidenta de la ASECH, Alejandra Mustakis, y dos trabajadores, el Presidente Sebastián Piñera promulgó este martes la ley de "Teletrabajo".

En la instancia, aseguró que "esto no pretende precarizar o debilitar los derechos de los trabajadores, sino que todo lo contrario", ya que permitirá que los chilenos puedan compatibilizar de mejor manera el empleo con la familia, pero también con el ocio, deporte, entre otras actividades.

"Nos permite protegernos mejor de esta pandemia del coronavirus. Indirectamente nos va proteger a todos porque habrán menos aglomeraciones, menos personas en el transporte público, menos congestión, menos contaminación, porque algunos van a estar trabajando desde el hogar", enfatizó.
 
¿Qué implica la ley?

- Mediante la obligación de suscribir un contrato a quienes prestan servicios fuera de la empresa, se consigue formalizar una relación laboral que tiene altas tasas de informalidad.

- El contrato de trabajo debe contener el pacto explícito de tratarse de un trabajo a distancia o teletrabajo.

- Al pactarse esta modalidad, las partes deberán acordar el lugar o lugares en que el trabajador prestará los servicios, pudiendo ser el domicilio del trabajador u otro lugar determinado convenido con el empleador. Si por la naturaleza de los servicios, estos puedan prestarse en distintos lugares o bien mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones, las partes podrán acordar que el trabajador esté facultado para elegir libremente el lugar desde donde ejercerá sus funciones.

- Se podrá abarcar todo o parte de la jornada de trabajo, combinando tiempos de trabajo de forma presencial en las instalaciones de la empresa con tiempos de trabajo fuera de ella.

- La modalidad de trabajo a distancia siempre deberá contar con el consentimiento del trabajador y no podrá implicar un menoscabo en sus derechos laborales, en especial, en su remuneración.

- En caso de que la modalidad de trabajo a distancia se acuerde con posterioridad al inicio de la relación laboral, el trabajador y el empleador deberán establecer un plazo, no menor a tres meses, para retomar de forma unilateral las condiciones originalmente pactadas.

- El proyecto de ley regula que la propiedad de los equipos, herramientas y los materiales para el trabajo a distancia o teletrabajo deberán ser acordadas en el contrato y el trabajador no podrá ser obligado a utilizar elementos de su propiedad. Además, los gastos asociados a los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y reparación de equipos relacionados a esta modalidad de trabajo serán siempre de cargo del empleador.

- Asimismo, el proyecto considera el derecho a desconexión del trabajador en el caso de que preste sus servicios a distancia y distribuya libremente su horario o de teletrabajadores excluidos de la limitación de jornada de trabajo. Este derecho obliga al empleador a garantizar las medidas para que el trabajador goce de tiempos en los cuales no estará obligado a responder comunicaciones, órdenes u otros requerimientos de su empleador, respetando su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como su intimidad personal y familiar.

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente