París homenajeó a las víctimas de los atentados contra Charlie Hebdo y un supermercado judío

París homenajeó a las víctimas de los atentados contra Charlie Hebdo y un supermercado judío 
El presidente francés Emmanuel Macron y la alcaldesa de la capital Anne Hidalgo encabezaron las ceremonias en recuerdo de las víctimas de los ataques perpetrados el 7 y el 9 de enero de 2015, que dejaron 17 muertos.

En tres ceremonias sucesivas, Macron, Hidalgo y otros funcionarios rindieron tributo a las víctimas del tiroteo contra el semanario satírico Charlie Hebdo y al policía asesinado por los atacantes durante su huida el 7 de enero de 2015, y a las víctimas de la toma de rehenes en el supermercado judío Hyper Cacher, ocurrida dos días después.

Macron -que acudió a los tres actos acompañado por Hidalgo, su esposa Brigitte, varios miembros de su Gobierno y el ex primer ministro Manuel Valls, entre otros- evitó pronunciar discursos para cumplir con el deseo de los familiares de las víctimas, que pidieron sobriedad en las conmemoraciones.

En primer lugar, el mandatario francés se trasladó hasta la antigua sede parisina de Charlie Hebdo, sobre la calle Nicolas Appert. Allí, poco después de las 11:00 hora local (10:00 GMT), los asistentes guardaron un minuto de silencio después de la colocación de coronas de flores junto a la placa conmemorativa, en una ceremonia que contó con la presencia de varios miembros de la publicación, como el director Riss, el editor Gerard Biard y la directora de recursos humanos Marika Bret.

El 7 de enero de 2015 los hermanos Said y Cherif Kouachi irrumpieron armados en la redacción del semanario -que en aquél momento ya contaba con protección policial para su entonces director por las repetidas amenazas que recibía, en particular por las caricaturas del profeta Mahoma- y asesinaron a 12 personas, además de dejar varios heridos.

El último de los asesinados fue Ahmed Merabet, un policía con el que los atacantes se toparon cuando huían del lugar. El oficial también fue objeto de un acto conmemorativo en el lugar donde fue acribillado, en el bulevar Richard Lenoir.

Por último, la comitiva se trasladó hasta la Puerta de Vincennes, en el extremo este de París, donde se encuentra el supermercado judío de productos kosher Hyper Cacher, que fue objeto de una toma de rehenes el 9 de enero de 2015.

El responsable del hecho fue Amedy Coulibaly, un ciudadano francés de origen maliense, que fue asesinado luego de matar a cuatro personas en el comercio. En la víspera, Coulibaly había matado a un agente de policía que estaba regulando el tráfico en la ciudad de Montrouge, al sur de París.

Ese mismo día, los hermanos Kouachi cayeron muertos tras ser rodeados por las fuerzas de seguridad en una nave industrial a unos 40 kilómetros de la capital francesa, donde se encontraban atrincherados.

Los jueces antiterroristas que investigan estos hechos finalizarían su investigación en los próximos meses, pero no han logrado determinar cómo los asesinos de Charlie Hebdo, Cherif y Said Kouchi, coordinaron con el tirador del supermercado, Amedy Coulibaly.

Tampoco han podido rastrear la fuente de las armas automáticas utilizadas por los hermanos Kouchi en el ataque contra el semanario satírico.

Charlie Hebdo, entre la seguridad reforzada y la lucha por las ventas

La revista satírica Charlie Hebdo volvió a referirse al asesinato de sus afamados caricaturistas y escritores en su último número.

En su columna semanal, el colaborador Fabrice Nicolino aseguró que “el 7 de enero de 2015 nos impulsó a un nuevo mundo de policías armados, entradas seguras y puertas reforzadas, de miedo y muerte”. “Y esto en el corazón de París y en condiciones que no honran a la república francesa. ¿Todavía tenemos una risa? Sí", relató.

En la actualidad, la revista paga entre 1 y 1,5 millones de euros (1,2-1,8 millones de dólares) en costos de seguridad anualmente para proteger sus oficinas que se encuentran en un lugar secreto, según contó su editor Riss.

Mientras tanto, las ventas han caído bruscamente con relación a la ola de apoyo popular ocurrida después del atentado de enero de 2015.

Los ingresos de la compañía se redujeron a 19,4 millones de euros en 2016, por debajo de los más de 60 millones recaudados en 2015, según las cifras reportadas por primera vez por el canal de noticias BFM y confirmadas por la revista a la agencia AFP.

Relacionado

paris 3497087156628641791

Publicar un comentario

emo-but-icon

Facebook

Mas Leido

ACREDITADOS

item