Durante muchos años se ha especulado acerca de las supuestas asesorías que el más célebre criminal nazi que hubo en Chile, Walter Rauff, habría prestado a la DINA y a la Colonia Dignidad


Durante muchos años se ha especulado acerca de las supuestas asesorías que el más célebre criminal nazi que hubo en Chile, Walter Rauff, habría prestado a la DINA y a la Colonia Dignidad. Las primeras denuncias respecto de la asociación de Rauff con la policía secreta de Pinochet surgieron de dichos efectuados a fines de los años 70 en Viena por el “cazanazis” Simon Wiesenthal, quien, sin embargo, no pudo probarlos. Hasta hoy, lo único objetivo a nivel documental que existe al respecto es un reporte de la CIA que lo sindica como tal, en el contexto de un extraño episodio que vivió el primer rector de la Universidad Diego Portales, Manuel Montt, quien fue acusado (en 1977) ante el gobierno de Estados Unidos de preparar un atentado en contra del presidente James Carter.

Frente a ello, existe un reporte de la CIA que asegura que dicho antecedente fue entregado al BND (el servicio secreto alemán) por parte de un informante de dicho organismo en Chile, y al respecto lo norteamericanos suponían que se trataba de Walter Rauff o de otro ex oficial nazi, Enrique Pschold. Cabe mencionar que, como lo reconoció hace un par de años el BND, Rauff fue captado como agente de dicho servicio a inicios de los años 60, en Chile, aunque –según los 13 documentos que hasta el momento se han desclasificado al respecto– dicha cooperación solo habría llegado hasta 1963 (cabe recordar que Rauff fue objeto de un juicio de extradición en 1962).

Sin embargo, sobre la presencia de Rauff en Colonia Dignidad, el ex colono Franz Bäar y su mujer Ingrid Szurgelies aportan ahora los primeros testimonios al respecto, aseverando que Rauff era un hombre muy conocido al interior del enclave, al punto que tenía un apodo: “Lindes”, el que recibió debido a que –a juicio de los colonos– se parecía a uno de ellos, de apellido Lindemann, aunque Franz aclara que “yo sabía que se llamaba Walter Rauff”.

De acuerdo a Bäar, Rauff –quien fue el creador de las famosas “cámaras de gas móviles”, y luego jefe de la Gestapo en el norte de la Italia ocupada por los nazis– era un “especialista en armas”, que además enseñaba un tipo de karate especial, mezclado con judo, a los integrantes de la seguridad de la colonia.
 
EM
Compartir:
Magpress

Rio Bueno Noticias

Somos el sitio de noticias de Chile para el mundo, con los principales datos de nuestro pais y la región de Los Rios, con cobertura a los hechos mas relevantes, nuestro correo es diariodetodos@gmail.com - somos de Rio Bueno.

0 comentarios,comentar