Investigan el suicidio de un criminal de guerra en el TPIY

 
La fiscalía holandesa trataba de determinar este jueves cómo el criminal de guerra bosniocroata Slobodan Praljak consiguió suicidarse ante los atónitos jueces de la ONU, en una escena que podría empañar el legado del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY).

Un hombre de barba blanca, robusto y decidido, echa la cabeza hacia atrás y, de un trago, bebe el líquido de un pequeño frasco. Unas horas más tarde, muere en un hospital de La Haya.

Está será la imagen con la que se cierre el TPIY tras casi un cuarto de siglo dedicado a juzgar a quienes cometieron las peores atrocidades en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Cae el telón sobre una escena sombría.

Hoy la sala de audiencias, escenario de este drama, es una “escena de crimen”.

“Principal prioridad” de la investigación, la autopsia de Praljak, de 72 años, se realizará “en un plazo muy corto”, declaró este jueves a la AFP Frans Zonneveld, portavoz del fiscal de La Haya.

Los primeros resultados de la investigación revelaron la presencia de “un producto químico dentro del frasco que puede provocar la muerte”, bebido por el exgeneral bosniocroata.

“La investigación se orienta hacia la cuestión del suicidio asistido” y sobre “la violación” de la reglamentación relativa a las sustancias médicas, precisó el miércoles por la noche la fiscalía holandesa en un comunicado.

Related

yugoslavia 3702830189590804732

Publicar un comentario

emo-but-icon

Hot in week

item