El Alzheimer es una enfermedad cerebral degenerativa que causa problemas de memoria, en la forma de pensar y la manera de comportarse. Los primeros síntomas varían de persona a persona y pueden comenzar antes de lo que imaginas. 

Uno de cada ocho adultos mayores en el país tiene la enfermedad, es decir, unos 5.4 millones, y nuevos informes aseguran que los casos se duplicarán para 2050, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El Alzheimer representa entre 60% al y80% de los casos de la demencia.  

Los problemas de memoria son típicamente uno de los primeros signos de deterioro cognitivo relacionados con esta enfermedad (aunque no todos los olvidos significan que la padeces). El Alzheimer no es una forma normal de envejecimiento. 

La Asociación del Alzheimer ha definido una serie de señales que te pueden estar indicando la presencia de la enfermedad.

Olvidar información recién aprendida. También olvidan fechas o eventos importantes; piden la misma información repetidamente y dependen de sistemas de ayuda para la memoria (tales como notitas o dispositivos electrónicos) o de familiares, para hacer cosas que antes hacían solos.  

Algunas personas ya no pueden planificar como antes o seguir un plan. Tampoco, por ejemplo, pueden seguir los pasos de una receta o manejar las cuentas mensuales. Tienen problemas para concentrarse y se vuelven un poco más lentos para emprender las tareas.

Pueden encontrarse con que les empieza a costar completar las tareas cotidianas. Incluso, pueden tener problemas para llegar a algún lugar adonde iban siempre, administrar presupuestos en el trabajo o recordar las reglas de un juego que jugaban antes. 

Comentar esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente