Hasta 1.200 sismos detectan en cercanías del Tupungatito


“La actividad en agosto es la de mayor energía registrada en las cercanías del volcán Tupungatito desde que se inició el monitoreo por parte del Observatorio Volcanológico los Andes del Sur (Ovdas) en 2012”, señala Álvaro Amigo, jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

Este volcán, ubicado en la comuna de San José de Maipo, en la Región Metropolitana, registró el pasado 11 de agosto un disparo sísmico que se inició con un evento de magnitud 4,1. Pero no ha sido el único ni el mayor. “En total en agosto se han registrado más de 1.200 eventos, localizados principalmente entre 6 y 8 km del cráter del Tupungatito en dirección oeste, con profundidades entre 7 y 11 km. Dentro de esta actividad, el evento de mayor energía fue un sismo registrado el 14 de agosto que tuvo una magnitud local igual a 4,5. De igual forma se destacan otros seis eventos de magnitudes locales mayores a 3”, agrega Amigo.

El experto explica que por la localización de los sismos, a unos 8 km al oeste del volcán, estos estarían asociados a un sistema de fallas fuera del “edificio volcánico” y afirma que “no hay riesgo de erupción” debido a que las características de la actividad sísmica son propias de eventos tectónicos.

Este volcán hoy está con alerta verde, lo que significa que no hay peligro para las personas y las actividades económicas y en el actual ranking de peligrosidad se ubica en el puesto 54. Su última erupción importante ocurrió en 1958-1961, la cual generó una colada de lava de casi 2 km de alcance así como caída de ceniza en Argentina y su más reciente actividad ocurrió en 1986, con una débil columna de ceniza que cubrió parte de los glaciares cercanos. 

Nuevas estaciones

El Sernageomin tiene previsto realizar los próximos días un sobrevuelo en el área y cuando mejoren las condiciones en tierra instalarán dos estaciones sismológicas que se sumarán al equipo ya existente. Esta última medida estaba prevista antes de los eventos de este mes.

En general, cada estación de monitoreo de la red de vigilancia, que puede contener más de un tipo de sensor, transmite la información mediante enlaces de radio a nodos de recepción en forma directa o por medio de estaciones repetidoras. Luego, desde estos nodos se envía la información al Ovdas en Temuco, donde se analiza la información recogida de todos los volcanes monitoreados y se determinan los niveles de alerta.

“Hoy el Tupungatito se monitorea por medio de tres estaciones ubicadas a 5,5, 5,6 y 34 kms del cráter del volcán y una cámara IP. De esta forma se puede detectar la actividad símica en la zona y tener una referencia de la actividad que pudiera ocurrir en superficie, como pueden ser la presencia de fumarolas o explosiones”, detalla Amigo.

A los equipos anteriores se suman datos recogidos por satélites que son procesados por distintos organismos a nivel internacional y que entregan información adicional.

En Chile, hoy se vigilan 45 volcanes, en los cuales, dependiendo del lugar que ocupe cada uno dentro del ranking de peligro volcánico, se instalan distintos tipos de sensores, como sismómetros, sensores de infrasonido, cámaras (ópticas), cámaras térmicas, equipos de GPS e inclinómetros, entre otros dispositivos. El plan para 2018, explica el Sernageomin, consiste en consolidar la actual red de monitoreo para posteriormente aumentar la cantidad de sensores por volcán

Relacionado

volcan 5646639674096371338

Publicar un comentario

emo-but-icon

Mas Leido

Recent

Comments

Facebook

Popular

item